Jaime Nieto: “En el teatro yo tengo libertad absoluta”

Fotos y entrevista: Sol Moscoso

Su reciente estreno “Vecinos”, se suma a la lista de obras que ha escrito en veinte años de dramaturgo. Jaime Nieto nos permitió acceder a un día de ensayo en La Casa de la Creatividad para contarnos detalles de su última pieza, de su carrera y de las diferencias que encuentra entre la televisión y el teatro.

 

¿Cuál fue tu punto de partida para escribir “Vecinos”?

Yo estaba buscando un espacio para hacer una obra de teatro. Había presentado algunos proyectos a otras salas, pero por cuestión de espacio o de interés no aceptaron. Entonces, Rolando Muñoz me dijo que tenía un espacio y yo le dije: “Vamos a verlo”. Lo vi y dije: “Ok, voy a escribir una obra para este espacio”. Ahí le pregunté si estaba disponible para las fechas que necesitaba y me dijo que sí. Cuando vi este espacio, inmediatamente me dio la idea de hacer un condominio, un vecindario o una calle, que fue la idea inicial de “Vecinos”.

 

Más allá del espacio, ¿qué te interesó de la historia para decidir escribirla?

En realidad yo soy fanático del autor británico Joe Orton. Él ha escrito algunas obras, entre ellas “El rufián en la escalera”  y “Entreteniendo al Sr. Sloane”. Además, hay una película de Pasolini que se llama “Teorema”. Todos ellos tienen algo en común, que es un personaje que ingresa a un núcleo familiar y lo desestabiliza. Y decidí tomarlos como referencia para contar la historia de una pareja – Sandra y Andrés – que están pasando por el peor momento de su relación y un buen día llega Gabriel a vivir a la casa del costado. Entonces, Gabriel se mete en sus vidas y los desestabiliza por completo, los cuestiona de manera muy directa sobre lo que están haciendo, pero no preguntando sino confrontando. Se mete dentro de la casa y seduce a uno, seduce a otro. Tanto así que termina siendo un ángel liberador porque es una pareja que no puede decir “hasta aquí”, ya que están viviendo en una monotonía, en un cansancio, y ese agotamiento es lo que queremos transmitir en la obra.

 

¿La calificarías como drama o comedia?

Yo creo que es un drama, pero un drama que puede provocar en algún momento algunas risas. Es un drama que ahonda mucho el tema de parejas y en no poder decir “adiós” y necesitar de alguien que te ayude a romper con eso.

 

vecinos-jaime-nieto
“Vecinos”, un drama con las actuaciones de Katia Salazar, Luis Baca y Luigi Monteghirfo.

 

¿Por qué decidiste dirigir tu propia obra?

Porque suelo hacerlo. Este es el año 20 que llevo haciendo teatro desde “Carne Quemada”, que fue la primera obra que escribí. Tengo por costumbre dirigir los textos que escribo. No solamente he dirigido obras de otros actores sino que también he dirigido todos mis textos porque hay un proceso de creación. En este caso  solamente había una escena y en base a eso se ha ido creando. Es un proceso creativo conjunto; es crear un espectáculo donde voy haciendo la dramaturgia mientras estoy ensayando.

 

¿Alguna vez has entregado tu texto a algún director?

Sí, montaron una obra mía en Miami y Venezuela, que es una porno comedia llamada “Dick & Pussy, se aman locamente”. También escribí una pieza corta para un montaje del TUC dirigido por Alberto Ísola, la obra se llamaba “La puerta”. “El dolor por tu ausencia” es una obra que también me han pedido.

 

¿Y te gustó cómo las montaron?

He visto siempre cosas que me gustan y otras que no me gustan. Pero en el caso de “La puerta”, era una obra que yo no había dirigido sino que fue escrita para ellos, entonces esa sí la vi y me sorprendió.

Te puede interesar leer: “Vecinos”, de Jaime Nieto en La Casa de La Creatividad.

¿Cómo tocas temas fuertes de una manera que a la gente no le pueda chocar?

Bueno, gracias a Dios llevo veinte años escribiendo y debo decir que al comienzo fue difícil. Mi primera obra fue en el año 1995 y las siguientes obras eran textos muy difíciles de enfrentar al público porque algunas tocaban temas de homosexualidad, tenía una porno comedia, habían violaciones en el escenario. No estoy diciendo que en esos años no se escribían ese tipo de cosas sino que al comienzo fue complicado. Para mí el teatro me tiene que mover el piso, sino me mueve, siento que no pasó nada. Ese es el tipo de obras que me gusta ver como espectador. Y  eso lo que trato de hacer yo con las obras que escribo.

 

Tú tienes experiencia en teatro y televisión, ¿qué diferencias encuentras entre ambos espacios?

En el teatro yo tengo la libertad absoluta de manejar temas, personajes, situaciones, literalmente lo que me sale del forro. Es un teatro muy personal. En la televisión es distinto, uno escribe pensando en determinadas pautas y en el rating. Es divertidísimo también, no es que una cosa sea menos que la otra, pero la televisión se rige bajo ciertos estándares y hay que ceñirse a los gustos del público, a lo que pide el canal, a determinados formatos, y dentro de eso moverse libremente.

 

¿Crees que la dramaturgia peruana ha crecido?

Sí, definitivamente. Pero creo también que hay poco conocimiento porque hay mucha gente que sabe escribir y no todos conocen cómo se está escribiendo afuera. Hoy en día la dramaturgia inglesa o española es muy interesante y no llega aquí. Hace falta que los dramaturgos que están apareciendo tengan mayor contacto con ese mundo exterior y no necesitas viajar, solo necesitas entrar a internet, indagar y leer.

Te puede interesar ver: Galería de “Vecinos”.