Carol Hernández: “En la impro testimonial todos los recuerdos pueden ser interesantes”

Fotos y entrevista: Sol Moscoso

Después de la gran acogida de “Diario Amar” e “Internas”, Carol Hernández continúa su exploración en la improvisación testimonial y nos presenta “Huella”. En este nuevo espectáculo se aleja de los recursos audiovisuales para brindarnos una experiencia más íntima.

 

¿Cuál fue el punto de partida para hacer “Huella”?

Me ha interesado mucho el tema de los recuerdos y ese fue mi punto de partida: empezar a explorar con ellos. Y al ser ocho improvisadores tenía la imagen de hacer algo en grupo. Quería este desorden, que se vea mucha familia, que se vea mucho coro. Pero no sabía dónde ir. Me fui a Colombia dos semanas y ahí me enteré que estaba esperando un hijo. Ese fue mi punto de partida también, no para cambiar, sino para decir: vamos a hacerle un homenaje a la vida, vamos a hablar de la vida de alguien. Y ahí todo fue tomando forma. Fueron dos meses de exploración y el último mes para sentar todo.

¿Durante los ensayos de “Huella” han ido sacando sus recuerdos, reuniendo testimonios?

Es un proceso de aprender a decir tu testimonio, de ser puntual, de saber qué decir, de hablar con hechos, que ellos tengan la capacidad de acceder rápidamente a sus recuerdos, de no repetirlos y que sepan que tienen una vida por decir, y que no necesariamente tenemos que sacar los recuerdos que creemos interesantes, sino que todos los recuerdos pueden ser interesantes.

"Huella" es un espectáculo de impro testimonial que cuenta con la participación de ocho improvisadores. Se presenta los miércoles a las 8:00 p.m. hasta el 26 de julio en la Paya Casa.
“Huella” es un espectáculo de improvisación testimonial, dirigido por Carol Hernández, que cuenta con la participación de ocho improvisadores. Se presenta los miércoles a las 8:00 p.m. hasta el 26 de julio en la Paya Casa.

¿Los testimonios los registran de alguna manera o todo está en la cabeza?

Todo está en la cabeza. El entrenamiento trata de poder trabajar todo tipo de testimonios: de la niñez, de mitad de vida, de la vejez. Hablar un poco de las diferentes maneras de abordar tu recuerdo, pero no los escriben, se acostumbran a decirlo.

En el caso de “Internas”, había datos muy específicos. ¿Cómo manejaron estos datos y los recuerdos personales de las improvisadoras?

En “Internas” hablábamos de una realidad muy específica y teníamos muchos datos. Antes de cada función leíamos un montón, teníamos escritos algunos y los proyectábamos. Aquí quise prescindir de la proyección y de la música grabada. Quise hacer algo muy artesanal: que escriban acá, que la música sea creada por ellos, quería aprovechar eso y quería aprovechar que son ocho cerebros pensando. Entonces, quería que se diferencie mucho de lo que he hecho antes, que ha sido mucho más audiovisual.

En "Internas" se creaban historias de reclusas que se iban alternando con vivencias personales de cada improvisadora.
En el espectáculo “Internas” se creaban historias de reclusas que se iban alternando con vivencias personales de cada improvisadora. El elenco estaba integrado por Fito Bouroncle, Piera del Campo y Carol Hérnandez.

¿Qué rol cumple la música dentro de este espectáculo?

Aproveché que Francisco sabe manejar el soundlooping – que es una técnica para hacer música a través de señas – y que son ocho personas y se puede hacer un coro. En mis espectáculos siempre hay música, pero busco la manera de ver cómo entra la música. Me estuve chancando la cabeza hasta que me di cuenta que el soundlooping podía ser una buena opción y, además, hacerlo a capela porque tiene un tono muy íntimo.

Te puede interesar leer la entrevista: “Francisco Luna: ‘El soundlooping es muy intuitivo'”.

¿Cómo ayuda la música a la improvisación?

Un montón porque puede sacar brillo a ciertos espectáculos, puede sacar brillo a momentos. Acá tenemos chicos que cantan. Entonces, pueden haber momentos que se vean bien pero con la música crecen. Y el improvisador también cuando escucha la música que le gusta se siente mejor.

En “Diario Amar” e “Internas”, ¿cómo lograron incorporar a los músicos a los shows de improvisación?

Es que yo creo que todos tenemos algo de improvisación. En la vida hacemos eso. Y el músico improvisa cuando está creando. Con los músicos entrenamos. Fue un proceso de enseñarles y confiar en ellos. De decirles: “Mira, lo que tú hagas va a estar bien para nosotros. Tú no nos estás acompañando a nosotros, sino que estamos trabajando juntos”.

"Diario amar" es el primer espectáculo de improvisación testimonial dirigido por Carol Hernández. El show mostraba a una pareja de improvisadores (Christian Ysla y Carol Hernández) contándonos su historia de amor y alternándola con historias creadas en el momento.
“Diario amar” es el primer espectáculo de improvisación testimonial dirigido por Carol Hernández. El show contaba con música en vivo y mostraba a una pareja de improvisadores (Christian Ysla y Carol Hernández) contándonos su historia de amor y alternándola con historias creadas en el momento. (Foto: difusión)

En el caso de “Huella”, no todos los improvisadores saben de música. ¿Cómo han logrado que ellos puedan crear música?

Ahí viene el soundlooping y la magia de Francisco (Luna) que descubre cuál es el potencial de cada uno y qué puede trabajar con cada uno. Saber cuáles son los que cantan, quiénes pueden acompañar, cuáles pueden hacer voces de base y comenzar a armar con eso. Hay profesores que dicen que todos son musicales. Yo creo que todos son musicales, pero hay que encontrar cómo descubrir su musicalidad.

¿Cómo creas la improvisación testimonial?

Un día trabajando con Christian (Ysla) salió la impro testimonial, que no solamente es una forma de hacer impro en escena, sino también es una manera de arrancar la pedagogía. Para mí es una forma de enseñar. De que el improvisador se pueda exponer y se cambie la figura de que el improvisador es el que pide al público cosas, sino que es el improvisador el que da cosas. El que dice: “Aquí estoy. Durante años te pedí datos a ti público y ahora yo me voy a exponer y tú vas a saber de mis datos”.

¿Se necesita experiencia para hacer improvisación testimonial?

Yo he trabajado con gente que no ha llevado impro y ha trabajado de frente con impro testimonial y ha funcionado muy bien. Yo creo que depende de la persona. Depende que tan dispuesto estés a hacer. Para mí todo aprendizaje es cuestión de actitud. ¿Qué tan dispuesto estás a entregarte?

Te puede interesar leer: “Huella” en la Paya Casa.